¿Qué sabes de los diamantes?

¿Qué sabes de los diamantes?

Posted by on Dic 23, 2013 in Diamantes | 0 comments

La palabra diamante viene del griego (adámas) que significa invencible, ya que es el material más duro que existe en la naturaleza, hasta el punto de que un diamante sólo puede ser tallado con otro.

La calidad de un diamante viene dada por cuatro factores diferentes: peso, talla, color y pureza.

El peso: se mide en quilates (ct). Cada quilate equivale a 0,20 gramos.  Sin embargo, el precio aumenta en proporción geométrica a su tamaño, ya que existen pocas piedras de gran tamaño en la naturaleza. Esto hace que sea más caro un diamante de veinte kilates, que diez de dos.

La talla: depende de la mano del artesano que la realiza. Con ella se busca siempre que los diamantes reflejen la mayor parte de la luz que incide sobre ellos, además de que se den otras características, como la simetría, y el aprovechamiento máximo de la piedra. Existen distintos tipos de calidades en las tallas: perfecta, muy buena, buena, media y deficiente, que inciden directamente en el precio final de la piedra.

El color: Cuanto más blancos y transparentes, más caros y escasos son los diamantes. La calidad del color se mide en letras, que van de la D (los más cristalinos y perfectos) hasta la Z. La joyería de calidad trabaja, habitualmente, con colores E, F, G, y H. Las calidades que van de la M a la Z, se consideran de escaso valor. Por eso es importante, a la hora de adquirir un diamante, conocer no solo su peso, sino que también la clasificación de su color.

La pureza: está marcada por las posibles imperfecciones que contenga el diamante en su interior. Estas imperfecciones, llamadas inclusiones, permiten que el diamante refleje más o menos luz. La calidad va desde FL (sin inclusiones), que es muy difícil de conseguir, hasta los denominados Imperfectos-3, con inclusiones visibles a simple vista, que pueden comprometer, incluso, la estructura de la propia piedra.

Post a Reply